RESTAURACIÓN MURALES EL SOL Y LA LUNA De José María Servín

14183957_10157363659140057_97183173926999236_n

14212058_10157363651870057_6704392336371747485_n

Los murales El Sol y La Luna del artista michoacano José María Servín, ubicados al interior del Centro Cultural Diana (antes Cine Diana), fueron recientemente intervenidos por maestros y estudiantes de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO).

El tratamiento (continuación del realizado en 2006 para garantizar la preservación de las obras tras la adecuación del inmueble) inició el 27 de junio del presente año y terminó nueve días después, el 5 de julio.

Durante el informe, la Arquitecta Mara Pimienta Sosa y el Maestro Gustavo Alemán Castañeda detallaron las distintas fases del proyecto, supervisado por ellos y realizado por 20 estudiantes del cuarto semestre de la institución.

La primera etapa consistió en realizar un diagnóstico de las piezas, procedimiento que arrojó, entre otras cosas, deterioro por golpes, daños por abrasión, manchas y decoloración.

A partir de esto, el equipo pactó un periodo de trabajo a lo largo del cual limpiaron, estabilizaron la superficie, resanaron con pasta de cal y rehabilitaron la pigmentación en partes estratégicas de ambas piezas. El resultado fue una lectura completa de los discursos, además de otorgar elementos que retrasen el proceso de alteración en los mismos.

De esta experiencia también fueron extraídas muestras para analizar la técnica y el tipo de pintura utilizados por José María Servín en las obras que, pese a no estar fechadas, se les estimada una antigüedad de 60 años.

Finalmente, los especialistas brindaron algunas recomendaciones a los responsables del inmueble para el mantenimiento y cuidado de El Sol y La Luna. Entre los comentarios, se sugirió iluminar la zona, además de colocar placas con datos del autor y pormenores de las piezas, para conocimiento de los asistentes.

José María Servín
(1917-1983)

Pintor, escultor y grabador. Nació en La Piedad, Michoacán. Estudió dibujo y pintura en el taller de José Vizcarra y en la Escuela de Pintura al Aire Libre.

Su familia se trasladó a Guadalajara cuando José tenía apenas dos meses de edad. Perteneció al distinguido grupo Pintores Jóvenes de Jalisco. Posteriormente, colaboró con José Clemente Orozco en las obras del Palacio Legislativo de la ciudad. Durante 15 años impartió clases en los cursos de verano de la Universidad de Arizona.

Su producción mural fue numerosa. Realizó importantes obras en unión de sus hermanos Antonio y Miguel. Sus cuadros religiosos tuvieron gran demanda en Europa.

Exposiciones:
Ateneo Español, Guadalajara, Jal. (1940); Galería de Arte Contemporáneo, México, D.F. (1949); Galería de Arte Universal, Monterrey, N. L. (1959); Casa de las Artesanías, Guadalajara (1964); Rossemberg«s Gallery, Scottsdale, AZ. y en Miami, FL. (1969). Artesanías Capuchinas, Guadalajara (1971). Edificio “El Angel”, México, D.F. (1977). Además ha participado en importantes exposiciones en Venezuela y Panamá. Exposición homenaje en el 2do año de su fallecimiento, Museo Regional de Guadalajara (1984).

Premios:
Medalla de Honor en la 1er Feria de Jalisco (1953). En el Madona Festival de Los Angeles, CA., recibe el primer premio por la obra “La Madona y el Niño” (1956). En 1957 ganó la presea José Clemente Orozco. Primer premio en el Año de las Artes Plásticas de Jalisco (1964). En 1967 es honrado con el nombramiento de Miembro Vitalicio de Amigos del Arte Mexicano del Art Museum de Phoenix, AZ. Nombrado Asesor artístico de la Casa de las Artesanías de Jalisco (1969).

Share This:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *